viernes, 19 de enero de 2018

Una mesa con el blanco por bandera

Esta preciosa mesita iba a cambiar de domicilio. Su dueña, Lucía, se mudaba, y quería que, en su nuevo hogar, presumiera de mejor aspecto.


Tenía muchas capas de pintura sintética y, para deshacernos de ella, era necesario usar decapante, sí o sí.... (horror). ¡Mirad el producto en plena "efervescencia"!


Y no sólo una vez, sino hasta dos le dimos, porque bajo el blanco, apareció un nuevo color..., un azul extraño que, con muchísimo acierto, había sido ocultado a conciencia.


Pero aún después de esas aplicaciones, había restos que se resistían. Lijadora en mano, seguimos deshaciéndonos de pintura....


..., hasta dejarla prácticamente desnudita.


Suele pasar que, al retirar todo el color, aparezcan los temidos bichitos... Y así fue. ¡No nos libramos de nada! Después de dos aplicaciones de producto específico, en medio de las cuales la mesa permaneció dentro de una bolsa hermética casi un mes,  procedimos a tapar los agujeros con masilla. Hay que decir que, uno de los cajones se resistió al tratamiento, por lo que terminamos metiéndolo en el congelador de una de nuestras casas: ¡bichitos a nosotras!


Y, por fin, llegó la parte divertida y creativa. Lucía quería repetir con el blanco, pero, esta vez, a la tiza, cuya textura nos pareció que iba muy bien con la estética del mueble.


Después de tres manos, decapamos ligeramente por las zonas habituales de roce.


Este papel es, en realidad, un mantel del mismo material que una de nosotras se trajo de Nápoles, tras cenar en un restaurante donde los usaban para decorar sus mesas. El dueño tuvo la amabilidad de regalarnos uno sin estrenar. Ya en el taller, nos pareció perfecto para forrar los cajones.


¿A que queda precioso?



Ahora la mesa luce así.



Saneada, rejuvenecida...


..., y lista para marchar a su nuevo hogar...


..., donde Lucia, le sacará el mejor de los partidos.


Y, con este trabajo, nos despedimos por hoy... Esperamos que disfrutéis mucho del fin de semana. A nosotras nos apetece descansar, a ver si lo conseguimos...

¡Hasta el lunes!


miércoles, 17 de enero de 2018

Mejor con cerillas....

Es curioso lo poco que creemos a veces en nosotras.... Y no sabemos, sin embargo, lo que podemos lograr en estados límites, en circunstancias de urgente decisión y resolución. Somos supervivientes, le echamos valor a las adversidades..., con dudas, si, e incluso lloros y amagos de abandono. Pero, al final, no desfallecemos. No sabemos de dónde salen esas fuerzas, la verdad, porque en otras ocasiones más livianas y de menor enjundia (que dirían en las series que ahora vemos ambas en la tele), no ponemos tanto empeño ni coraje. Es como hacer fuego sin cerillas.... Seguro que si nos abandonan en un paraje deshabitado sin más equipaje que lo puesto, haríamos una lumbre estupenda. Nos costaría mucho, seguro.... Pero al final, las piedras de sílex chocadas unas contra otra durante horas, y nuestras manos heladas y llenas de arañazos, conseguirían una mínima chispa que prendería las hojas secas estratégicamente situadas. Después, nos olvidaríamos de la hazaña. Porque el Tiempo no permite regodearte en los logros, que hay mucho trabajo y tenemos que preparar el desayuno. ¡Por favor, abre la llave del gas, ..... que prende antes!










Foto

La vida no fácil, así que mejor ponerle ayuda, ¿no creéis?

lunes, 15 de enero de 2018

Collage en vertical...

Nos atraen mucho los collages... Esa forma de combinar "aleatoriamente" elementos, creando belleza, desde siempre nos gusta e inspira. Hay gente tocada con la varita de ese don a la hora de mezclar colores, texturas, materiales...,  y capaces de convertir una colcha para la cama, la hoja de un cuaderno o una pared, en puro arte. Recordamos que, en nuestra época universitaria, se puso de moda personalizar los archivadores que llevábamos para los apuntes, con esta técnica. A base de recortar pequeñas fotografías de revistas, periódicos, catálogos... componíamos la portada y contraportada de la clásica carpeta de cartón azul de gomillas, dándole color y mucha personalidad... Y entonces tenía mucho mérito, pues la oferta de publicaciones de donde proveerse de buenas imágenes era muy limitada, y había que dedicarle tiempo y paciencia hasta tener suficiente material...Sin saberlo, estábamos creando belleza y, por qué no, algo artístico también. Ahora que la decoración es nuestra pasión, son otro tipo de soportes los que más nos atraen para esta técnica; paredes, espejos, puertas de armario... Siempre habrá una imagen con un significado especial, una carta que releer, algún dibujo que contemplar... y sería una pena, encerrarlos en un cajón.







Foto


Foto


Foto



Foto

¿Os apetece este tipo de decoración? ¿Tenéis algo parecido por casa?



viernes, 12 de enero de 2018

Espejos a color...

Siempre que nos encontramos con algún marco metálico a buen precio, no dudamos en llevarlo al taller.


Una mano de pintura tiene efectos prodigiosos sobre el metal... Y no es que no nos guste este material, sino que, en ocasiones, se encuentra en tan lamentable estado que no podemos dejarlo tal cual.



¿A que va pareciendo otro?



Pues así de mona y rejuvenecida quedó esta pareja en mint y fresa...


..., que con sendos espejitos en su interior, han alcanzado su máximo potencial.


¡Y decoran un rato!


Con este trabajito tan ligero y alegre, encaramos felices y optimistas el fin de semana que, os deseamos, disfrutéis mucho.

¡Hasta el lunes!



miércoles, 10 de enero de 2018

De gripe y té...

Antes de enfermar con la gripe, habíamos fichado en el catálogo online de Aldi, un conjunto de tazas y tetera de porcelana, precioso a nuestro parecer. Tanto nos había gustado que, en la agenda, tomamos nota de la fecha en que se ponía a la venta, para no olvidarlo. El día de marras, sábado 30 de Diciembre, aunque una de nosotras "agonizaba" entre sudores y escalofríos, en un momento de lucidez recordó la oferta. Con un solo dedito, cual E.T. señalando a su casa, le mostró a su pariente, en la pantalla del ordenador, el conjunto, al tiempo que balbuceaba -"¿puedes acercarte a la tienda y traérmelo?


¡Y le faltó tiempo! (Gracias, "compi" de vida...). Estábamos en lo cierto: tanto las jarritas como la tetera eran una preciosidad que no tardamos en estrenar, con un auténtico y delicioso "english breakfast tea".


Esta gripe le ha quitado a una de nosotras durante más de diez días las ganas de comer (para envidia de la otra, que no ha cerrado el pico ni al borde de la muerte...). El cuerpo solo le pedía líquido calentito.


Así que, con la tetera llena hasta arriba, se la llevaba al sofá, donde, mañana y tarde, daba cuenta de una...


..., dos


..., y hasta seis tazas de infusiones que, a su parecer, le han ayudado mucho a ir mejorando poco a poco.


Eso, y tener a la vista objetos bonitos, a pesar del malestar, te ayudan a recuperarte con un poco más de alegría y optimismo. 

Pues ya estamos más o menos al cien por cien y listas para comernos el 2018. ¡Muchas gracias por todos vuestros cariñosos mensajes de ánimo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...